Definición del sistema circulatorio

El ser humano es el ser vivo más complejo del ecosistema, ya que está compuesto por un grupo variado de sistemas que cumplen funciones necesarias para la vida del ser. Los principales son el sistema digestivo, excretor, endocrino, nervioso y circulatorio.

En este sentido, el sistema circulatorio facilita el transporte de nutrientes a los otros sistemas.

¿Qué es el sistema circulatorio?

Como se menciona anteriormente, el sistema circulatorio cumple una función de transporte de nutriente al resto de los tejidos y órganos del cuerpo, mediante el torrente sanguíneo, el cual contiene distintos tipos de células y nutrientes esenciales para la vida.

Además de transportar nutrientes, este sistema cumple una función relacionada con la desintoxicación del cuerpo ya que también transporta los desechos que el cuerpo no necesita, ya, el sistema circulatorio se encarga de enviarlos a distintos órganos que los recolectan para luego eliminarlos o expulsarlos.

Definición del sistema circulatorio

¿Qué transporta la sangre?

La sangre es uno de los muchos fluidos orgánicos, cuya función es permitir la distribución de nutrientes y oxígeno a lo largo de todo el cuerpo, para que estos puedan mantenerse trabajando y asegurar la vida.

Dentro de su composición tenemos:

  • Glóbulos rojos: encargados de transportar el oxígeno.
  • Glóbulos blancos: combaten las infecciones producidas por virus y bacterias.
  • Plaquetas: gracias a éstas se detienen las hemorragias.
  • Plasma: encargado de transportar nutrientes además de las células sanguíneas que contienen diversas proteínas necesarias para todos los órganos y tejidos.

Importancia del sistema circulatorio

Sin el sistema circulatorio, no habría forma de que los nutrientes y el oxígeno que consumimos sean llevados a otras partes del cuerpo, así morirían los órganos. A pesar de que la sangre es continuamente renovada por la médula ósea es necesario mantener ciertos cuidados para evitar así futuras enfermedades.

Las principales recomendaciones de cuidado se refieren a la alimentación ya que para un buen funcionamiento de este sistema es necesario una dieta balanceada, sin excesos de grasas o azúcares. Debido a que las grasas se acumulan en los vasos sanguíneos y obstruyen el libre paso de la sangre a través de ellos.

No es la única enfermedad que se puede producir, pero si la más común. Además de una dieta balanceada es recomendable realizar ejercicio con regularidad ya que ayudara a mantener este y todos los sistemas en las mejores condiciones.


Deja un comentario

contador