Características del aparato circulatorio

La composición del sistema circulatorio es simple pero extendida, ya que está formado por el corazón y el resto de las venas, y arterias que hacen posible la distribución de oxígeno y nutrientes.

El corazón posee cavidades y válvulas por donde circula la sangre con facilidad gracias a su capa interna llamada endocardio, que es completamente lisa y grasosa para evitar así la coagulación de la sangre. Es completamente hueco y sus paredes internas son gruesas debido a su composición muscular.

Características del aparato circulatorio

Existen tres tipos diferentes de vasos sanguíneos: Arterías, venas y capilares.

Principales características de las venas

Es un vaso sanguíneo con una cavidad un poco ancha, encargada de transportar la sangre desde los capilares hacia el corazón, tiene una forma cilíndrica y están compuestas de tres capas: una interna llamada endotelial, una media llamada muscular y una externa llamada adventicia, en cuya composición están presentes fibras elásticas

Aquí, también podemos encontrar unas estructuras conocidas como válvulas semilunares, estas cumplen la función de evitar que la sangre regrese hacia los capilares.

Estructura de las arterias

Son vasos sanguíneos cuya estructura es en forma de ducto, posee paredes elásticas con diversas ramificaciones que permiten distribuir sangre a todo el cuerpo. Consta de tres capas:

  • Intima: Es la capa más flexible de la arteria, de manera que su forma no impide en ningún momento el paso de sangre.
  • Intermedia: Compuesta por músculos lisos y fibras elásticas, cumplen una función de soporte ya que ayudan al corazón a bombear sangre.
  • Externa: En esta capa encontramos colágeno, fibroblastos y unos diminutos vasos sanguíneos que se encargan de irrigar a las arterias más grandes.

Composición de los capilares

Son los vasos sanguíneos más pequeños, se encuentran ubicados entre las venas y las arterias. Conformado por células endoteliales y por una membrana basal compuesta principalmente de colágeno. Están distribuidos a lo largo de todo el organismo.

Básicamente el corazón y los vasos sanguíneos funcionan gracias a sus membranas y fibras musculares, además de las capas endoteliales que permiten que la sangre circule con fluidez por medio de estos y así no se coagule.


Deja un comentario

contador